Pechugas de Pollo con Tomates Secos y Jamón

pechugas de pollo con tomates secos, jamón Prosciutto y orégano
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
Loading ... Loading ...

Ingredientes de la Receta

  • 2 pechugas de pollo enteras (4 segmentos)
  • 1/2 taza de tomates secos picados
  • 6-8 rebanadas delgadas de jamon Prosciutto o el jamón de su gusto (rebanado muy delgado), picado en cintas
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 6 cucharadas de vino blanco del que tenga a mano o agua
  • Orégano y Albahaca seca
  • 4 dientes de ajo picados o machacados
  • Sal de mar y pimienta recién molida

Instrucciones

Como hacer Pechugas de Pollo con Tomates Secos y Jamón paso a paso:

Sazone las pechugas con sal y ajo machacado o picado.

En un sartén grande, derrita la mantequilla junto con el aceite de oliva.

Agréguele a esta mezcla sal y pimienta en buena cantidad.

Sofría allí, sobre fuego medio-bajo, los tomates secos picados, como 10 minutos.

Agregue las tiras o cintas de jamón y cocine 10 minutos más.

Coloque las pechugas con el vino blanco que tenga a mano (o el agua), baje el fuego a bajo y tape, cocinando así durante 20 minutos.

Destape, agregue el orégano/albahaca secos y cocine destapado, volteando las pechugas.

Tip:  al agregar las hierbas secas, hágalo restregándolas entre las palmas de las manos para que se calienten mientras van cayendo.  Esto sacará el máximo sabor de las hierbas.

Revuelva y deje cocinar unos 5 minutos más y sirva. Acompañe con arroz blanco o pasta al olio o con vegetales.

Sirve 4:  Las pechugas de pollo son dobles naturalmente, esta receta pide dos de éstas enteras que rendirán 4 pedazos para servir 4 personas.

Sobre el Tomate seco o sun-dried tomatoes:  El tomate seco puede comprarlo seco, solo o seco marinado en aceite de oliva, úse cualquiera de los dos de la misma manera.

Te ha gustado la Receta? Compártela!

Comentarios

Fotos no disponible.

ya conseguimos en Panamá el Aceite de Aguacate?
se puede usar en vez del de oliva para aderezar ensaladas o para vertir un poquito sobre arroz blanco…su sabor es único, realmente diferente y tan saludable porque aumenta los niveles del “buen” colesterol